productores de cerveza

Retos 2020 para productores de cerveza

Con el nuevo año, llega el momento de plantearse nuevos propósitos y proyectos, tan ilusionantes como necesarios. Y si, a nivel personal, acostumbramos a establecernos nuevas metas, la industria en general, y el sector cervecero en particular, no iba a ser menos.

 

El sector cervecero también debe hacer gala de mejoras continuas si quiere mantenerse en la tendencia de bonanza y crecimiento de estos últimos años. La industria cervecera ha demostrado su inconformismo y autoexigencia, sabiendo cumplir, ejercicio tras ejercicio, las directrices marcadas para hacer de la calidad un arte y, del mercado, una forma de entender y vivir el ocio.

 

Esta industria competitiva y versátil ha sabido reinventarse, diversificar y socializar su producto, incorporando tanto procesos artesanales como tecnologías innovadoras, en pos de productos de calidad, más eficientes y sostenibles. En este 2020, tendrá que afrontar los siguientes retos:

Guía de procesos de filtración en la producción de cerveza

Industria cervecera: lo que podría deparar el 2020

1. Mantener el vigor de tendencia ascendente de los registros de consumo de los últimos años, cuidando con especial mimo el inesperado fenómeno de la cerveza sin alcohol, que ha situado a España como líder europeo, tanto en producción como en consumo.

 

2. Conservar y favorecer la transversalidad del gusto por este producto, con un marketing innovador y colaborativo que sea capaz de aunar, persuadir y fidelizar un “target” tan particular y variado como bien definido.

Aunque para productores cerveceros y publicistas suene a entelequia, la cerveza gusta a todos los estratos sociales, sexos y edades aptas para el consumo. Según un reciente estudio de mercado, ocho de cada diez españoles consumen cerveza de forma ocasional.

 

3. Apostar e invertir en sostenibilidad y equilibrio ecológico, en tecnologías eficientes y en el cuidado del medioambiente, con estrategias reales y planes de acción tangibles, de clara conciencia social, dirigidos al cumplimiento de los diferentes guiones para la sostenibilidad, establecidos internacionalmente y que redundan en:

- Priorizar la autogeneración de energías limpias y el consumo de energías renovables.

- Reducir progresivamente las emisiones de monóxido de carbono y de óxido nitroso, así como el consumo indiscriminado e irresponsable de agua.

- Diseñar y fabricar el “packaging” de la marca, atendiendo a criterios sostenibilidad que primen el consumo responsable y sostenible de recursos, el biodegradado y el reciclado selectivo. Utilizando, para tal fin, materiales que provengan de PET y vidrio reciclados y cartón sostenible.

 

4. La consolidación definitiva de la necesaria alianza de cerveceros artesanos para tomar también el control de la fase de distribución, como medida de acción urgente contra el esperado ataque de las grandes cerveceras en la lucha por hacerse con el apetitoso pastel del mercado más irreverente, creativo e imprevisible, el “enfant terrible” de las cervezas: las “craft beers”.

 

5. Mantener los elevados y exigentes niveles de calidad y estabilidad actuales para un producto cuya evolución tiende a la diversificación en versiones “premium”, que satisfagan las degustaciones más exigentes, a partir de una cuidada selección de materias primas y de sofisticados procesos de fabricación que mantengan inalterables sus propiedades organolépticas.

Guía de procesos de filtración en la producción de cerveza